El Castro de Irueña es un destino ideal para hacer una excursión desde Ciudad Rodrigo y disfrutar de un día de naturaleza, arte e historia en un lugar cargado de reminiscencias mágicas. Al lado del castro hay un merendero con una barbacoa donde podrás descansar y reponer fuerzas.

El castro es un antiguo asentamiento fortificado Vetón, posteriormente habitado por romanos y con ocupación intermitente hasta la baja edad media. Con casi 15 ha, se sitúa en un alto, flanqueado en dos de sus lados por el río Águeda y el arroyo Rolloso que ayudaban en su defensa. En este vídeo de Cultura con Arte explican muy bien sus secretos.

Situado a apenas 30 Km. de Ciudad Rodrigo, saliendo por la carretera CL-526 en dirección Puerto de Perales / Cáceres, tras aproximadamente 10 Km, llegamos a El Bodón, donde giramos a la derecha, en dirección Fuenteguinaldo.

Antes o después de pasar por el Castro, en Fuenteguinaldo debemos visitar su imponente Iglesia, en el centro del pueblo y a su lado la casa que fue cuartel general de Lord Wellintong, en la guerra de la Independencia. En los alrededores de  la iglesia está la plaza de la Constitución y la plaza de  Irueña, con una replica de “la yegua”, entre ambas plazas podemos disfrutar de un café o un aperitivo en diferentes bares como El Rosales o el Doble J, o La Pista, con unos magníficos pinchos, o, encargando con antelación comer carne asada de la tierra en el bar La Fragua.

Desde Fuenteguinaldo, esta señalizado como llegar hasta tel aparcamiento en la base del castro. Recuerda que al lado tienes un merendero Una vez allí, puedes seguir este recorrido de unos 2 km andando y así no te perderás nada.

Ruta en coche, pincha aquí. Distancia total en coche 60Km ida y vuelta, aprox. 30 minutos cada trayecto

Ruta andando, pincha aquí. 2 Km, en una hora se hace tranquilamente, aunque el lugar invita a un paseo relajado.

Más información o visitas concertadas, contacta con la Asociación de Amigos del Castro de Irueña.

Editado el 20/04/2021